Imagen

Imagen

martes, 22 de marzo de 2016

Frialdad

El amor se redujo
a un pedazo de hielo en el centro del tiempo.

Ya no espero que vuelva a aparecer
convaleciente y proclamando vida
con sus labios de escarcha.

No se puede inventar un estío en el norte
ni es posible el olor del azahar
si el aire es un telón inquebrantable.

Está fría la piel de los transcursos.

Y aún así
ya no sueño con soles ni sandalias
ni me fabrico brasas con fuegos irreales.

Como si algún febrero se hubiera coagulado
e impidiera encender
la luz de los almendros.